La Enfermería ante la amenaza que afecta a los vulnerables entre los vulnerables: nuestros mayores en las residencias

  • Adoración Muñoz Tapia (moderadora) Especialista en Enfermería Geriátrica y Antropología Social. Residencia de Mayores La Milagrosa. Diputación provincial de Granada, España
Palabras clave: Pandemia, Covid-19, Residencias de mayores, Enfermería geriátrica, Ancianos

Resumen

Bibliografía

Navarrro A. La teleconsulta de enfermería en tiempos de covid: Y cómo la pandemia ha puesto en valor la tele asistencia. Rev. Enferm. Vasc. 2020; 3(6): 1-2. Disponible en: https://www.althaia.cat/althaia/ca/projectes/teleulceres/projecte-teleulceres.pdf.


Parrado-González A; León-Jariego JC. COVID-19: Factores asociados al malestar emocional y morbilidad psíquica en población española. Rev Esp Salud Pública. 2020; 94:e1-16. Disponible en: http://www.mscbs.gob.es.


Gracia Navarro JA. Residencias de mayores: ya tenemos un culpable. Madrid, 7 de Junio 2020. Disponible: https://www.segg.es/media/descargas/Carta-geriatria-residencias-Madrid.pdf.


RTVE. Coronavirus: Radiografía del coronavirus en residencias de ancianos: más de 20.900 muertos con COVID-19 o síntomas compatibles. 11/10/2020. Disponible en: https://www.rtve.es/noticias/20201019/radiografia-del-coronavirus-residencias-ancianos-espana/2011609.shtml.


SEGG. Documentación de interés sobre COVID-19. Sociedad española de Geriatría y Gerontología. 2020. Disponible en: https://www.segg.es/actualidad-segg/covid-19.

Novedades
Estadísticas
Cómo citar
1.
Muñoz Tapia (moderadora), Adoración. La Enfermería ante la amenaza que afecta a los vulnerables entre los vulnerables: nuestros mayores en las residencias. Paraninfo Digital. 2020; 14(32): einves204. Disponible en: http://ciberindex.com/c/pd/einves204 [acceso: 27/07/2021]
Sección
Coloquios
Comentarios

DEJA TU COMENTARIO     VER 84 COMENTARIOS

Normas y uso de comentarios


Dori el 04/12/2020 a las 11:27:10:
Estoy muy agradecida por vuestras aportaciones al coloquio y creo que no debemos de dejar de luchar para hacernos visibles, es ahora una oportunidad única, ya quienes nos ponemos a diario el uniforme de enfermera somos las voces que tienen que escuchar. Nuestros mayores no son un negocio, son nuestro patrimonio y un patrimonio es público y hay que cuidarlo. Los negocios privados son para los empresarios con mucho dinero que igual les da tener una fabrica de ladrillos por todo el país, que residencias privadas con mayores a los que les pide sumas astronómicas cada mes. Cuidemos a nuestros mayores y demostrémosle que nosotras las enfermeras, podemos ser el reflejo de su dignidad.
Luz Stella Algarra el 02/12/2020 a las 19:41:06:
Excelente reflexión, siendo la población mayormente afectada, no es para menos que sientan incertidumbre y en muchas ocasiones sientan como son aislados socialmente, en un intento por protegerlos. Estoy de acuerdo en que definitivamente debe considerarse la salud mental que ha quedado un poco relegada en tiempos de pandemia. Es un arduo y admirable el trabajo que se realiza en las residencias de ancianos. Tras las últimas preguntas a modo de reflexión, es una invitación a considerar dentro de campo práctico todas las acciones que contribuyan a mejorar la salud física y mental de las personas, sin dejar de protegerlos y protegernos.
Elena el 02/12/2020 a las 19:09:37:
Este artículo pone en la palestra importantes cuestiones que deberían de suscitar un cambio en el ámbito residencial. Magnífico
Camaure el 01/12/2020 a las 09:55:46:
Ójala esta pandemia sirva para replantearse todas las carencias que este sector tan necesario tiene, que has expuesto aquí muy claramente y que tomen medidas. Ánimo y enhorabuena por vuestro esfuerzo y colaboración con la sociedad.
Magdalena el 01/12/2020 a las 01:21:38:
Es un tema de mucha trascendencia, cada vez aumenta el numero de adultos mayores, por supuesto la necesidad de cuidados. Como toca este trabajo la vulnerabilidad en los ancianos requiere muchos esfuerzos del equipo de salud, y del sistema sanitario. Este video también aborda la desproporción de pacientes contra el pequeño numero de enfermeras y enfermeros. Estos tiempos de requieren redoblarar esfuerzos para brindar la atención que requieren los ancianos. Muy interesante temática.
ENRIQUE el 30/11/2020 a las 20:17:14:
Sin duda alguna la pandemia hoy mas qué nada dejo patente la necesidad de los gobierno de tener sistemas de salud fuertes y una sociedad que predique el autocuidado
Lydia García Freile el 28/11/2020 a las 12:36:33:
Muy actual y refleja a la perfección la situación que se vive en plena pandemia en las residencias. Enhorabuena.
Beatriz Ramos el 28/11/2020 a las 01:02:50:
los sistemas de salud deben velar por el bienestar físico, mental y social de los adultos mayores. En este tiempo de pandemia se ha vuelto la mirada hacia las residencias y casa ce cuidado de adultos mayores. Donde se observa que como instituciones púbicas hacen falta espacios para su atención. El actuar de la enfermera geriatra es determinante en su cuidado, aun cuando existe déficit en personal dedicado a la atención de este sector de la población. A través de esta conferencia vemos la carencia en recursos humanos, financiero y materiales, y nos hace reflexionar sobre como brindar atención a este grupo vulnerable.
Elena Perejón Martín el 27/11/2020 a las 23:21:22:
Felicitaciones por el trabajo. Tema que me ocasiona mucha sensibilidad, parece que la situación de la residencia se está haciendo un poco más visible, al igual que la dedicación y esfuerzo de los profesionales que trabajan en las mismas. Es hora de mejorar estas instituciones.
María del Pilar Sosa Rosas el 27/11/2020 a las 22:28:14:
La pandemia del COVID 19 lo que saca a la luz es el hecho de como algunos aspectos de la salud se han ido mercantilizando, dejando desprotegidos a muchas poblaciones, dentro de ellas a las personas de la tercera edad, en donde se vuelve más complejo su cuidado debido a que se establecieron medidas más estrictas de higiene que seguramente muchos de ellos no las pueden realizar y requieren del cuidado de enfermería, quién a su vez en la residencia de ancianos sufre un cambio total en la implementación del cuidado con este grupo de edad, gracias por compartir cosas tan valiosas que nos permiten reflexionar sobre lo que nos falta por hacer.
Laura Montiel Ruiz el 27/11/2020 a las 22:10:49:
Me ha parecido una ponencia muy intersante, pues en esta situación actual en las que nos encontramos, no nos podemos olvidar de los grupos vulnerables como las personas mayores.
Referente a la enfermería geriátrica, tanto los sanitarios como los clientes se han visto forzados a cambiar todos sus hábitos rutinarios para así prevenir el contagio.
Algunos de estos cambios han sido radicales, afectando negativamente a la vida de algunos ancianos, por ejemplo impidiéndoles relacionarse con sus compañeros en las residencias o pasando los últimos minutos de vida con personas de su círculo cercano. Sin embargo muchos de ellos se han tenido que enfrentar a una muerte solitaria y sus familias a un duelo sin resolver.
María José Rodríguez Sánchez el 27/11/2020 a las 18:47:48:
En primer lugar, enhorabuena por el magnífico coloquio. Como profesional sanitario y estudiante no podía dejar de ver este vídeo. He trabajado en residencias antes y durante la pandemia. Tenemos que cuidar y acompañar a nuestros mayores en los últimos años de su vida pero sin descuidar la asistencia que le damos. En estos tiempos tan difíciles hemos tenido que aprender (y ellos también) a comunicarnos de otra manera, a atenderlos de la misma manera, pero a veces sin los medios necesarios para garantizar la seguridad de todos. Hemos tenido que aprender a comunicarnos con esas familias que lo único que deseaban eran poder abrazarles o simplemente verlos, pero no a través de una pantalla. Hemos tenido que aprender protocolos, a saber gestionar mejor las emociones, etc. Una vez más enhorabuena por su coloquio.
Fernando Cortés Mendoza el 27/11/2020 a las 18:44:04:
Definitivamente la pandemia a dado evidencia de los éxitos y fracasos de las instituciones tanto privadas como gubernamentales, así como también de los responsables en ello, nos ha restregado una vez mas que la salud no es un privilegio al que se accede monetariamente, la salud es un principio de vida, en donde los gobiernos principalmente deben de tomar la decisión de proporcionarla y generar las mejores condiciones. Hoy mas que nunca debemos de enfocarnos en la lucha de nuestros derechos y condiciones para el ejercicio de nuestra profesión.
Dori el 27/11/2020 a las 11:42:37:
Muchas gracias a todos y todas por vuestras aportaciones, creo que coincidimos en la gran vulnerabilidad de nuestros mayores. Toda la responsabilidad de su bienestar recae en la persona que lo está cuidando y cuando el mayor está institucionalizado, la residencia debe de estar dotada de todo lo necesario. Al margen de la pandemia, ya ha habido muchos meses para mejorar esta situación y escuchar las voces de los que estamos en primera línea todos los días luchando con ellos, intentando aliviarles del sufrimiento por el que están pasando. Cuando te vas haciendo mayor como enfermera, acumulas muchas experiencias profesionales y eres mucho más consciente de las cosas que cuando empezaste. Y una de las cosas que te ocurre cuando llevas tantos años trabajando es que ves en los mayores a los que cuidas a tus propios padres o madres, eso te da una ternura hacia ellos y un acercamiento y una comprensión, que te hace sufrir mucho más.
Tânia Isabel Seixas Pinto el 26/11/2020 a las 23:22:16:
Obrigada pela exposição desta temática tão atual. Tenho a noção que todas estas vivências experienciadas pelos enfermeiros e pelas pessoas,vitimas desta pandemia, são difíceis de traduzir. Todas os discursos que proferimos, para retratar e relatar estes cenários, ficam insípidos. Apenas cada um que vive as situações, consegue falar consigo próprio. Não estávamos, nem sequer imaginávamos, que tal cenário estava destinado para cada um de nós. O que podemos fazer nós como enfermeiros?? Na minha opinião devemos agitar as consciências de todos os que nos rodeiam para que se deixem fazer coisas simples. Existe uma panóplia de ferramentas que podem de alguma forma, diminuir estas ansiedades, medos e isolamento social e assim manter a personalização dos cuidados promovendo a humanização dos cuidados.
As video conferências são, neste momento, das únicas formas mais eficazes para aproximar as pessoas, que se encontram num momento de maior vulnerabilidade, ás suas famílias, e as suas famílias a essas mesmas pessoas vulneráveis. Neste contexto,os enfermeiros especialistas em enfermagem comunitária e de saúde pública, atentos e sensíveis a este cenário,têm que sentir uma responsabilidade individual e social acrescida, de procurar encurtar esta distância entre utentes e familiares, promovendo desta forma a humanização dos cuidados. Dá trabalho?? Dá...e muito....mas também dá muita satisfação, sentirmos que fizemos a diferença em algum momento.
Obrigada por agitar as nossas consciências com este artigo.
Josefa Muñoz Sánchez el 26/11/2020 a las 16:36:54:
Enhorabuena por el artículo. La clave es encontrar el equilibrio para que las medidas de prevención del contagio no aparten los derechos sociales que nuestros mayores necesitan.
maría victoria triana el 26/11/2020 a las 13:55:02:
Desafortunadamente por estos afanes en que nos pone el COVID se deja de lado algo muy importante y es la salud mental, no se espera a analizar que es lo que quiere la persona, su familia, que necesita el adulto mayor, cómo podemos aliviar ese estrés emocional y sensación de abandono y desesperanza que desafortunadamente puede ser habitual para un adulto mayor que se encuentra institucionalizado. Es necesario capacitar al personal en cómo abordar estos problemas emocionales, en romper mitos como que esas manifestaciones de agitación, inquietud , depresión es parte del deterioro cognitivo propio del envejecimiento y que con solo medicamentos se puede paliar....debemos entrenarnos en estrategias no farmacológicas en las cuales ayudemos a este adulto mayor frágil a afrontar la situación que se está viviendo...y nosotros también como personal de salud debemos cuidar nuestra salud mental.
Inma el 26/11/2020 a las 13:13:46:
Hace tiempo que no trabajo con personas mayores, pero si inicié mi carrera profesional con ellos. Actualmente me toca a nivel personal y no profesional, quizás por eso me hace reflexionar este tema en ambas vertientes. Es cierto, que la situación que vivimos es muy difícil para todos, pero también se plantean antiguos conflictos, como la gestión privada de las residencias de mayores. Mi experiencia me dice que los gestores de las residencias generalmente no dejan de verlo como un mero negocio económico , y aunque los profesionales que están al cargo de los cuidados hagan su trabajo de la mejor forma posible, llega un momento en el que se ven atados de manos y no pueden trabajar con es debido y les gustaría, y como siempre, eso repercute en el paciente, que en este caso son las personas mayores de las residencias. Respecto a la medicalización de las residencias me pareció en su día una idea fantástica siempre y cuando se aplique de una forma ideal, pero al parecer no ha sido así, no se han dotado de recursos materiales y personales suficientes como lo requiere una medicalización de una residencia. Es cierto que tenemos un sistema sanitario bueno, pero a la vista está que necesitamos muchas mejoras, planificación y refuerzos en los sitios mas castigados por el COVID-19 en estos momentos, y uno de ellos son los centros de mayores.
gines diaz salmeron el 25/11/2020 a las 23:56:50:
Un tema con mucha miga para poder poner las cartas sobre la mesa sobre intereses que desde años estan puestos en las residencias olvidando a los trabajadores y a lo internos. Los mayores tienen que recibir unos cuidados dignos y poder llegar al final de sus dias de una manera digna cosa que esta en tela de juicio hoy dia,
Isabel Quintana el 25/11/2020 a las 18:00:14:
Todas las cuestiones que se plantean en el artículo inicial del debate son muy interesantes, los comentarios emitidos, especialmente los de las personas que trabajan en residencias de mayores también son enriquecedores. A mí, de todas las preguntas, la que más me intriga es la relaciona con la salud mental de nuestros mayores.
Parece que todo lo que habíamos avanzado en valorar a la persona en su totalidad, o al menos, lo estábamos intentando ha desaparecido para centrarnos solamente en el aspecto físico. Es verdad que esta reacción es por miedo y desconocimiento pero, seguramente, estemos faltando a la ética profesional cuando olvidamos cuidar a la persona y no sólo a su cuerpo.
No poder "tocarnos" no significa no "mirar" , no sólo ver, no... mirar en toda la extensión del término. Reconocer en el otro a una persona, completa, que es algo más que un cuerpo, que se siente solo y necesita el contacto tanto como el paracetamol o el ramipril, Es una lástima que no podamos prescribir 200 ml de atención personalizada plena después de cada comida porque, el estar, el acompañar no se mide en ml.
Es curioso que, al percibir estas carencias como generalizadas, todos los estamentos se echen las manos a la cabeza porque no entienden cómo se ha llegado a esta situación. Es sencillo, los cuidados invisible no se miden en mililitros, milígramos o milímetros...
Isabel Beristáin García el 24/11/2020 a las 22:45:06:
Me encanto el articulo y el titulo lo dice todo; el tema no solo es acertado en estos tiempos ni en su pías si no en todo el mundo o por lo menos en mi pías, si; nuestros adultos mayores son un grupo vulnerable y que no le prestamos el interés que se merecen y requieren, todas esas medidas se deben tomar siempre, no dejarlos en el olvido y proporcionar cuidados de calidad y calidez, así como el cuidado que cada cuidador debe obtener a la par para estar en condiciones de proporcionar ese cuidado holístico a los demás.
Lydia García Freile el 24/11/2020 a las 22:24:31:
Muy buen artículo. Es verdad que a veces debemos replantearnos si estamos cuidando de los mayores correctamente o simplemente alargamos el tiempo de vida. En los centros de salud cada vez más personas mayores nos comentan que se sienten solas, abandonadas y se ha observado un aumento de factores estresantes así como de diversos problemas de salud mental como ansiedad o depresión.
José Luis Merino Castillo el 24/11/2020 a las 18:06:43:
Enhorabuena Adoración, por presentar este asunto a nuestra comunidad científica, a tus pares. Espero que este esfuerzo que haces al mostrárnoslo desde dentro ayude a conceptualizar, a conocer mejor, y a plantear respuestas coherentes y éticas desde nuestra disciplina y profesión. Es cierto que la Enfermería es una disciplina aplicada, pero no es menos cierto que de vez en cuando debemos de dejar espacios y momentos, como los que este congreso ofrece, para pensarnos y conceptualizarnos a nosotras mismas y a nuestras prácticas de cuidado.
Dori el 24/11/2020 a las 12:16:44:
Muchas gracias Elena, has descrito perfectamente todo nuestro sentir y las autoridades competentes en está materia deberían escuchar todo lo que les estamos transmitiendo porque a la vista está que los resultados no están siendo los deseables. A todos se les ensancha la boca hablando del valor de nuestros mayores, de la época tan difícil que les ha tocado vivir, que gracias a ellos vivimos en un democracia, pues menos hablar y más luchar porque mueran un mínimo de dignidad. Muchas gracias otra vez.
Elena el 23/11/2020 a las 14:11:14:
Muchas gracias, Dori, por tu exposición. En estos tiempos en los que se ha hablado tanto de las residencias en los medios de comunicación, es de gran valor conocer de primera mano las vivencias de una enfermera que ejerce su labor en una de ellas. Son muy emocionantes tus palabras y los testimonios de algunas de las personas mayores que has incluido. Me imagino todas las sensaciones que habrás experimentado en estos duros meses para nuestro colectivo, ante la escasez de material, la ausencia de protocolos, las largas jornadas de trabajo, el acercarte a los usuarios con un atuendo que poco promueve la proximidad y la calidez....También el ver con tus propios ojos el deterioro emocional y social de las personas mayores debido al confinamiento en sus habitaciones y el no tener cerca a sus familiares y seres queridos, también fruto de la pérdida de sus rutinas habituales. Una pena todo lo que se ha vivido y se está viviendo en los centros geriátricos. Ojalá todo lo pasado pueda servir para llamar la atención sobre las condiciones laborales del personal que trabaja en ellos, con un ratio muy inferior al desable, también debería servir para destinar mas recursos públicos a la creación de nuevas residencias y para la mejora de la ayuda a domicilio, más en un país caracterizado por el incremento del envejecimiento de la población. Muy valiosa tu contribución a estas jornadas. Mucho ánimo. Saludos.
Maria Caballero el 22/11/2020 a las 19:38:51:
Un tema tan sensible y muy bien explicado. Se ponen los pelos de punta solo de pensar en lo que habrán pasado. La tecnología debe dar solución mediata a estas personas y que sea la herramienta antiaislamiento y que puedan seguir cimunicándose con sus familiares directos.
Gracias por vuestra aportación
Isika el 22/11/2020 a las 12:26:56:
Este documento permite visibilizar la vulnerabilidad del adulto mayor frente a la pandemia que vivimos hoy en día.
Adoración "Dori" el 21/11/2020 a las 21:32:50:
Se ha hablado en el congreso de temas muy interesantes: derechos de las personas, legislación y sobre todo de ética. Me alegro mucho de las iniciativas de muchos hospitales que están entendiendo que la familia debe despedirse de sus familiares aunque sea en los últimos momentos. Por desgracia en nuestra residencia están prohibidas todas las visitas, esto por ahora no es posible. Todas las residencias no son iguales, pero la mayoría tiene una infraestructura que es muy difícil acondicionar a los pacientes covid positivos, separandolos de los demás Y ahora yo os lanzo una pregunta, con la que las enfermeras hemos tenido que luchar y decidir dónde empiezan los derechos de unos y hasta dónde debe llegar nuestra ética con otros. Paciente de 90 años muy grave por la covid-19 y lleva 5 años sufriendo de Alzheimer con una calidad de vida pésima. La familia nos pide que por favor no la llevemos al hospital, que no muera con desconocidos, o en la misma observación porque quizás no llegue ni a ingresase. Ya que la familia no va a poder estar con ella, que por lo menos reciba nuestro cariño y nuestros cuidados. ¿vosotras la trasladaríais? ¿o la dejaríais en la residencia bajo nuestros cuidados a pesar de los riesgos que esto conlleva?
Rafael el 21/11/2020 a las 21:31:15:
Al aumentar la calidad asistencial disminuye el No de infectados. La prevención es fundamental, además de los métodos modernos de detección.
El aislamiento y su efecto en la salud mental de los adultos mayores. ¿Cómo se cuidan a los cuidadores en las residencias?
Además de los necesarios controles de PCR en las residencias, ¿qué otras medidas podrían ayudar a los problemas de aislamiento que están sufriendo los mayores?
Beatriz Tena el 21/11/2020 a las 19:38:45:
Que difícil ha sido pero aún más para la salud de los más vulnerables.En esta pandemia de la Covid-19, los ancianos han pagado un triste tributo, siendo el grupo más vulnerable ante el nuevo coronavirus.Hay que ser autocríticos con el sistema sanitario; no podemos pretender que las residencias asuman situaciones como las generadas por el coronavirus sin dotarlas de los recursos humanos y económicos necesarios. Visto a posteriori, probablemente la atención que dimos en la primera ola hubiera sido diferente. La infraestructura, actividad y acceso a los medios de protección debería haber sido una prioridad para controlar el efecto devastador del coronavirus. Además, realizar pruebas diagnósticas y cribados rutinarios a los residentes y al personal son indispensables para gestionar de forma ágil y eficiente este entorno, y deberíamos priorizar dichas pruebas para garantizar una atención precoz y evitar la extensión de brotes.
Pilar el 21/11/2020 a las 16:03:21:
Enhorabuena, me parece interesante todo lo que se visualiza en este tema y más en los tiempo en los que vivimos.
María del Pilar Sosa Rosas el 21/11/2020 a las 05:27:39:
Es un documento que permite reflexionar sobre la vulnerabilidad del adulto mayor ante el COVID 19, en donde la enfermería se vuelve un pilar fundamental en el cuidado del adulto, lo que nos da muestra del gran papel y la gran responsabilidad que tenemos con los seres humanos enfermos sobre todo los adultos mayores, que ante esta pandemia se vuelven más vulnerables
Aracely Díaz Oviedo el 21/11/2020 a las 01:58:17:
Plática interesante de Adoración Muñoz, y la importancia que el estado tome vital interés por las casas de cuidado a los adultos mayores muy cierto que en ocasiones no le damos la importancia que se merecen y muchas veces no hay cultura para el cuidado de esta población tan vulnerable ante esta pandemia
viviana cargua guerrero el 20/11/2020 a las 19:51:49:
Me parece interesante lo que nos presenta esta Adoración Muñoz, ya que las personas mayores en cierto modo siempre se dejan de lado y no le damos la importancia que se merecen así como tampoco a veces se reconoce el esfuerzo que hace el personal sanitario para realizar el cuidado holístico de nuestros pacientes ya que no disponen de los medios necesarios para abordarlo en su totalidad; por eso considero que es un buena reflexión que deberíamos realizar para mejorar el cuidado de nuestros mayores.
Raquel Martín el 20/11/2020 a las 19:22:01:
Enhorabuena por este trabajo que sin duda es tan acertado en estos tiempos. La situación de las residencias de mayores se está haciendo más visible, lo cual puede ser bueno para que se consiga una mejora en este campo. Por otro lado, hace falta más concienciación.
Laura Caraballo Romero el 20/11/2020 a las 16:51:05:
En primer lugar, enhorabuena por tan magnífico artículo y exposición. No podía parar de escuchar atentamente lo que decía y mostraba en las diapositivas. Sin lugar a duda, ha presentado dos testimonios muy conmovedores sobre esta situación que muestran la tristeza de nuestros mayores por no poder ver a sus familias, que para ellos son lo más importante. Es primordial la aportación que usted hace sobre la importancia que le estamos dando en esta pandemia a la salud física, y lo olvidada que se ha quedado nuestra salud mental, y en especial la de las personas mayores. No olvidemos que sin salud mental, tampoco estamos sanos. Gracias de nuevo por esta reflexión. Un saludo
Rosa María Ostiguin el 20/11/2020 a las 15:48:54:
Indudablemente una conferencia muy interesante, pero creo que los temas que plante al final Adoración, son motivo de discusión considerando que el COVID 19 llego para quedarse. Bajo esta premisa, pregunto ¿ que protocolos deberán implementarse para la visita de un residente adulto mayor?, como entender ahora el cuidado del adulto mayor ?, que nuevas habilidades deberá tener la enfermera y cuáles otras deberemos impulsar en los residentes para mantenerse virtualmente comunicados?...... creo que Adoración provoca con su conferencia a una charla larga.
Mª Teresa Nicolás Vicente el 20/11/2020 a las 14:39:46:
Debido a la pandemia sufrida por Covid en nuestro país muestra claramente que se necesita más personal capacitado para brindar una atención de calidad en todos los niveles, tanto en residencias como en hospitales.
ruthtoleb el 20/11/2020 a las 14:07:43:
Las personas mayores se han hecho visibles por su vulnerabilidad frente al COVID-19, no se han escuchado sus preocupaciones u opiniones. Al contrario, se ha evidenciado el desprecio de las sociedades por la vejez. “Esto lo hemos visto en el lenguaje cruel y deshumanizado que circula en las redes sociales, que hace énfasis en la vulnerabilidad e ignora la autonomía de los ancianos.”
Maria Eugenia Acosta el 20/11/2020 a las 13:34:10:
Fundamental en los tiempos que vivimos realizar una profunda reflexión sobre la situación de nuestros ancianos en las residencias. Han sido los grandes olvidados del sistema durante muchos años, y ha tenido que venir esta situación tan dramática para que las autoridades se replanteen su situación y las condiciones, en ocasiones, lamentables en las que se encontraban.
Felicidades por vuestra manera de exponerlo y sobretodo por hacerlo visible.
DIANA CECILIA el 20/11/2020 a las 12:48:11:
Felicidades Adoración por está excelente presentación, detono muchos pensamientos y emociones que se cargan de razón ante está realidad que nos está rebasando, los vulnerables a nivel mundial están en una posición muy compleja, y las circunstancias se ponen más en contra, el alimento espiritual, la compañía, la escucha con contacto visual y el abrazo que los reconforta día tras día no está llegando, la soledad los invade, con miedos, inseguridad, sensación de abandono, como explicar tantas cosas que nos está ocasionado impotencia en todos los niveles, personales, profesionales, como ciudadanos, como futuros ancianos, hasta donde justificar el cuidado físico y abandonar el cuidado emocional por todo lo que implica las medidas de protección, hoy más que nunca la enfermería ha desarrollado un proceso de adaptación increíble y a buscado todas las formas posibles de acercar tecnológicamente a un padre con sus hijos, a un abuelo con sus nietos, ha permitido escuchar una felicitación del día de las madres, un reconocimiento el día del amor y la amistad, un buenos días con amor, o simplemente un mensaje de despedida ante una muerte inminente, pero esto también lleva a un desgaste físico y emocional al personal de enfermería vivir con la muerte tan cercana produce mucho dolor, ver como los pacientes que se han cuidado con tanto esmero están perdiendo la batalla produce tristeza y desesperanza, un cuerpo agotado físicamente y lastimado emocionalmente deja de cubrir sus funciones inmunológicas adecuadamente colocando en riesgo al personal en todos los sentidos, mi respeto y admiración a todas las enfermeras por su entrega y excelente labor aun con condiciones tan complejas.
Adoracion "Dori" el 20/11/2020 a las 12:25:47:
Sara muchas gracias por tu comentario, no sabes lo identificada que me he sentido con tus palabras. Además los pacientes demenciados son los que más ternura te inspiran. Cuando he leído tus palabras he recordado el relato que presente, titulado "Y ahora, seguiremos viviendo" porque en un turno de trabajo de 17 horas seguidas y complemente sola, experimenté todos esos sentimientos que comparto contigo. Recuerdo que escribí el relato llorando y que después he sido incapaz de volver a leerlo. Gracias de nuevo.
Adoración "Dori" el 20/11/2020 a las 11:11:19:
Hola de nuevo, no sabéis lo agradecida que me siento con vuestros comentarios, es como si alguien te tendiera una mano para tirar de ti y darte las fuerzas que necesitas. Muchas gracias a todos de verdad. Esta pandemia ha sido sobre todo, el foco ante los más vulnerables, nuestros mayores. Eso lo aprendimos en la primera oleada. ¿Qué hemos hecho para proteger al resto de mayores que nos quedan? no es fácil, yo lo sé. La media de edad de envejecimiento de ha largado desde que yo terminé mi carrera unos 15 años más, y nuestros mayores alcanzan muchos los 90 años. ¿Qué te queda en la vida a esas alturas de tu existencia? Pues para la mayoría, el afecto, el cariño. Para muchos el de sus familias cuando les visitan, ya que no pueden mantenerlos en casa por sus necesidades de cuidado. Y para los que no tienen familia, el cariño de los trabajadores de la residencia. Ahora que tanto hemos aprendido de lo que significa el cuidado centrado en la persona, en una institución, que no es un hospital, que es su casa, nos encontramos con este grave problema. Nuestros mayores no nos reconocen, no entienden lo que les decimos porque además de estar casi todos un poco sordos, con la mascarilla no nos leen los labios. Es imposible guardar las distancias, es imposible no acariciarlos (ya nos cambiaremos de guantes después) todo se ha convertido en una cuesta arriba cuando no te da tiempo en tu turno de trabajo a entrar en la habitación y al verlos llorar, no poder pararte a consolarlos. Hemos aprendido que tenemos que hacer PCR, que no nos pueden faltar los epis, pero nadie puede inventarse una nueva forma de cuidar a mis mayores porque yo no estoy dispuesta a cambiarla.
Sara Alameda Salazar el 20/11/2020 a las 11:08:40:
Excelente exposición. Me siento muy identificada con todo lo expuesto en su presentación, ya que desde hace quince años trabajo en una residencia de enfermos de Alzheimer.
La pandemia, como bien has expuesto, ha traído muchos cambios en el día a día y en el cuidado en las residencias. Entre estos cambios quiero centrar mi atención y recalcar la importancia de las consecuencias del distanciamiento físico y social.
Este distanciamiento, trae consecuencias negativas para los ancianos, sus familias e incluso para el personal sanitario.
Por un lado, el anciano con demencia, sobre todo aquel que aún está en una fase leve o leve- moderada, ve como su dinámica del día a día ha cambiado. Ya no hace las actividades en grupo que solía hacer, ya no pasa el día en su sala de estar con aquel amigo con el que conversaba y jugaba al dominó, ya no se le abraza, no se le toma de la mano si no es con unos guantes, ya no sale a dar paseos con su familia, la comunicación con ellos se ha limitado a llamadas y video llamadas, y cuando por fin se retoman las visitas, sólo puede visitarlo un familiar y no se pueden besar ni abrazar, todo se le vuelve distante. Esta situación pasa factura. Como consecuencia de esto, aumenta el deterioro cognitivo, se producen situaciones de ansiedad, depresión, e incluso se corre el riesgo de aparición de úlceras por presión por falta de movilidad, a pesar de los esfuerzos del personal sanitario. En cuanto a las consecuencias que ha supuesto este distanciamiento para la familia del anciano, también encontramos ansiedad, depresión y sentimientos de culpa y de incertidumbre, sin olvidar lo que supone no poder despedir como estábamos acostumbrados a su familiar en caso de fallecimiento. Y en cuanto al personal sanitario, pues también esta situación nos está pasando factura. No sólo vivimos situaciones de estrés porque nos veamos desbordados de trabajo, es que además, nos invade la tristeza cuando vemos que ya no se respira la misma alegría que se respiraba meses atrás, cuando no podemos ser lo cercanos que siempre hemos sido con nuestros mayores de la residencia, cuando les vemos sufrir porque se sienten solos porque no entienden por qué su familia ya no los visitan como antes, cuando sus familias nos llaman por teléfono llorando porque les echan mucho de menos... son situaciones con las que llevamos conviviendo desde el mes de marzo y que están repercutiendo en nuestro estado de ánimo. Tenemos las emociones y los sentimientos a flor de piel, por esa relación tan cercana y tan humana que va ligada a la enfermería.
Judit Vives Espelta el 20/11/2020 a las 10:30:17:
Enhorabuena por su presentación. Los dos testimonios que expone no opinan lo mismo en algunos aspectos, pero ambos dan importancia a lo mismo: la compañía, la nuestra y la de sus familiares. Considero que muchas de las decisiones complejas que tengamos que tomar deben sopesar esta necesidad expresada por tantos mayores. En relación a las condiciones de los trabajadores, la pandemia ha puesto aún más de manifiesto las necesidades que se van arrastrando desde ya hace mucho tiempo.
Miguel Ángel Navas el 20/11/2020 a las 09:45:01:
Antes de nada solidarizarme con las personas mayores, sus familias y sus cuidadores en esta situación difícil en las que nos ha tocado vivir. Asimismo, me parece plausible la presentación, incluyendo además testimonios reales. Después leer los comentarios de los diferentes participantes, muchos de ellos compartiendo con todos nosotros sus experiencias más cercanas, quería añadir una visión distinta al hilo abierto. Independientemente de lo realmente importante, que son los cuidados aplicados a nuestros mayores, la importancia también de "cuidar" a nuestro cuidadores, dotándole de medidas de protección, formación y remuneración. Viendo las limitaciones de aquellos pacientes aislados, quería ahondar sobre el debate del distanciamiento físico o social. Creo que son conceptos diferentes, al igual que la OMS se pronunció al respecto, lo correcto sería aplicar el distanciamiento físico y no el social, sobre todo con las personas mayores que son las que más les afectan el aislamiento o estar en soledad. Además, gracias a las nuevas tecnologías el distanciamiento físico se puede sobrellevar a través de llamadas telefónicas o videollamadas permitiendo el contacto con otras personas a distancia.
silvia Ortega el 20/11/2020 a las 05:54:19:
me parece super importante este tema , ya que las personas mas vulnerables son los adultos mayores , y nosotros como personal de salud , debemos estar capacitados para poder atenderlos correctamente, el covid nos ha puesto a prueba y es hora de tomarnos de las manos y ponernos del lado de los mas vulnerables
Diana Laura Ramos Patiño el 20/11/2020 a las 04:14:12:
Las interrogantes propuestas en este artículo, resultan de gran impacto y sobre todo gran diversidad en las posibles respuestas. Si bien la pandemia ha traído consigo grandes beneficios, donde en su mayoría se han enfocado en la contención de la enfermedad infecciosa, desprotegiendo poblaciones que de por sí son vulnerables. Las realidades son diversas y se necesita mayor exactitud y compromiso por parte de los medios de comunicación para poder brindar información clara y objetiva a la comunidad. Los adultos mayores por sus características deben de tomar medidas preventivas, sin embargo no se ha brindado información que les permita comprender la situación, así como tratar de satisfacer sus necesidades durante la contingencia.
Ma del Rocio el 20/11/2020 a las 02:35:46:
Un tema de gran relevancia, sin duda lo planteado nos lleva a reflexionar sobre la cultura del cuidado hacia poblaciones vulnerables, en la actualidad debemos repensar nuevas estrategias de cuidado integral en nuestros geriátricos, que les permita mantener una calidad de vida en sus últimos años de vida. Gracias por compartir, una excelente aportación.
JOSÉ MARTÍN el 20/11/2020 a las 01:13:40:
Me parece un excelente articulo, ya que en tiempos de pandemia este tipo de centros para el cuidado de la población adulto mayor no deben ser descuidados si no al contrario ser un foco de atención, debido a los multiples factores de riesgo que presenta este tipo de población vulnerable. Felicidades
Victor Velasco el 19/11/2020 a las 23:25:07:
La situación planteada en esta plática es muy real y vívida y creo que compartida por muchos países. En México, al igual que en España, existen residencias para ancianos que generalmente son privadas. También hay publicas, pero generalmente muy desprovistas de lo necesaria para su funcionamiento básico, mucho más para lo necesario en una contingencia epidemiológica como la actual. Totalmente de acuerdo con el cuestionamiento de que es preferible, vigilar solo la salud física con el aislamiento necesario para los ancianos y olvidarnos de su salud mental?. La expresión de uno de los pacientes que presentan es muy real. "solo quiero ver y compartir con mi familia"....
Sandra MARTINEZ diez el 19/11/2020 a las 23:14:55:
Gran artículo, las residencias son aquellos refugios que buscamos para que nuestros mayores estén lo mejor cuidados posibles ya que a día de hoy la forma de vida de muchas familias no puede permitirse una persona o cuidarles en casa; pero eso no implica que se les pierda el afecto. Si una cosa está clara es que en esta pandemia nuestros mayores son los que más lo están sufriendo, la soledad, el miedo, la incertidumbre...y los familiares también sobretodo porque han perdido la sensación de “seguridad” que anteriormente les reportaba las residencias. Los medios de comunicación tampoco ayudan, aún así daria un aplauso para todos los compañeros que están al pie del cañón acompañando a nuestros mayores y haciendo lo imposible por acercar a sus familias aunque sea por medios audiovisuales.
Gloria Santos González el 19/11/2020 a las 22:50:57:
Excelente artículo, Dori y excelente la reflexión que nos propones, muchas gracias.
Está claro, que la pandemia COVID19 ha golpeado a las personas de más edad y en la 1ª ola fue devastador todo lo que ocurrió con estas personas. Asimismo, la situación que estamos viviendo con la COVID19 ha dejado en evidencia la falta de personal de enfermería en las residencias y la situación en la que viven muchas personas mayores. Tras lo que ha pasado, se tiene que ver como una oportunidad de mejora, porque de hecho hay mucho que mejorar. En vez de ver como un mero negocio tanto la asistencia sanitaria como la sociosanitaria.
Respecto a los medios de comunicación, planteas el poder utilizarlos para fines beneficiosos para los mayores, en lugar de transmitir solo una información negativa y sesgada. Y así estarían como aliados, como una oportunidad para difundir todo lo que se está comentando en este coloquio, por ejemplo. Por otra parte, no todos los medios de comunicación son sensacionalistas, también han reflejado realidades y el buen hacer de muchos profesionales de residencias que cuando empezo la pandemia, y para proteger a sus pacientes, decidieron confinarse con ellos. Gracias de nuevo por este espacio para compartir y esperemos entre todos poder avanzar y mejorar nuestros cuidados.
Yesenia Cortès Beledìas el 19/11/2020 a las 21:34:04:
Muchas felicidades por la forma en como abordo este tema. en México hay casas de asistencia a los adultos mayores tanto publica como privada. Y va de la mano con su paìs, es una situación critica la que vive el adulto mayor ante el aislamiento por la contingencia por Covid-19. Consideró que se debe trabajar màs en las necesidades del adulto mayor como lo son la interaccion y como ustedes comemtan las latletas como medio de comunicación ha sido fundamental para no fragmentar los lazos con la familia, al igual trabajar en tomar medias necesarias para que la familia realmente pueda ver a sus familiares mas cerca tomando claro sus medidas sanitarias y no sientan ese abandonado tanto por la familia como del personal de salud a su cuidado.
Adoración "Dori" el 19/11/2020 a las 21:18:31:
Muchas gracias Virginia, me ha gustado mucho tu aportación porque además de tus halagos s nuestro trabajo, una vez más podemos comprobar como en cada provincia las cosas van funcionando al día. Estoy al tanto de la lista del SAS en Granada y existe un registro de casi 70 residencias. Pues sin poder dar una cifra exacta puede haber más de 100 residencias que ni siquiera están de alta. Algunas ni se ven, son casas grandes que parecen chalet y ni se anuncian en internet, las encuentras por el boca aboca de los pueblos. Poe eso mismo que tú explicas sé que se puede trabajar mejor. Y otra reflexión que me gustaría hacer, es la cantidad tan enorme de mayores que llegados el momento de su institucionalización, no les queda a nadie de familia.
Adoracion "Dori" el 19/11/2020 a las 21:06:59:
Muchas gracias por vuestras reflexiones, he escuchado algunas de las intervenciones de otros compañeros y creo que es posible y factible hacer las cosas mejor. Nosotras no hemos tenido formación por parte de nadie. Hemos tenido que estudiar cómo hacer que los cuidados a nuestros mayores sean lo más apropiados. Pero he escuchado proyectos donde la atención primaria ha ayudado mucho en las residencias.
Todas las Comunidades Autonómicas hablan de que las residencias son centros "sociosanitarios" y de esto se amparan para contratar al mínimo personal. Las ratios están publicadas en los boletines oficiales. ¿Os imagináis a una enfermera en el turno de tarde llamando al centro de salud correspondiente para que le ayude a preparar medicación, poner los inyectables, hacer las curas de la tarde, etc.? Pues evidentemente esto nunca pasa. Entre otras cosas porque las residencias son "PRIVADAS" y si no quieres el trabajo, habrá mucha gente detrás de ti que no tenga más remedio que cogerlo. Pero hoy hay una pandemia y es el Estado el responsable de abrir cientos de residencias públicas. El número de personas envejecidas todos lo tienen muy claro, ¿pero cuando no pueden seguir cuidándoles en casa? Esto es un presupuesto vergonzoso porque antes de la pandemia ya sabíamos todos quienes eran los dueños de las residencias y lo que cuesta una plaza en ellas.
Y como tu bien dices Manuel Guerrero, el aislamiento en una residencia supone que la persona se levanta y se sienta en un sillón al lado de su cama hasta la hora de dormir por la noche. Y si está demenciado, tendrá que tener sujeciones, por lo que pasará el día gritando y sin entender nada de lo que pasa. Esto hay que cambiarlo, las sujeciones por los paseos y los días enteros encerrados en sus habitaciones por residencias seguras. Para esto y como siempre, habría que incrementar los presupuestos tanto en personal como en medios. Gracias.
VIRGINIA el 19/11/2020 a las 20:27:35:
Gracias Adoración por la brillante exposición, por tu estupenda manera de comunicar y los comentarios de todos. Trabajé en la primera ola de la pandemia en la unidad de residencia de Málaga, desplazada de mi centro de salud como enfermera de familia para apoyar en tareas de control y seguimiento con los datos de registro, y codo con codo con las enfermeras gestoras de casos del distrito Málaga-Guadalhorce, que debo decir que han hecho un gran trabajo, que siguen haciendo, de soporte y vigilancia en trabajo conjunto con los profesionales que trabajáis en las residencias. Pero sobre todo, es de admirar vuestra labor en residencias, conociendo los ratios profesionales/residentes que se barajan y las infraestructuras que a veces impedían la sectorización en zonas sucias y zonas limpias, además de desarrollar una gran labor de cuidado y soporte emocional para el cuidado de los mayores. Gracias.
Quería decir, que respecto a la aportación que pones en un comentario: "En concreto esta semana se le ha pedido a la Junta de Andalucía un listado de sus residencias en la Comunidad y no ha podido entregarlo porque ni siquiera lo tenía. Apenas tenía fiscalizadas las más grandes que mantienen alguna relación con los centros de salud".
Recuerdo una conversación con el responsable de coordinación de Sistemas de Información; que me dijo ante el aplicativo APEX Residencias que tiene el SAS, que los Servicios Socio-sanitarios y la administración no contaban con ese listado, y los sistemas de información del SAS han ido elaborando en el aplicativo la lista de residencias, además que los profesionales (te puedo decir que me dediqué a registrar una por una muchas de ellas), hemos ido registrando muchas de estas residencias y de centros socio-sanitarios, por lo que es posible que esa información ya si exista. Te lo comento porque hay una base de datos que se nutre diariamente, de registro de seguimiento del COVID19, por provincias y distritos sanitarios, para el control de casos de residentes y de trabajadores.
Muchas gracias y un saludo cordial.
Manuel Guerrero García el 19/11/2020 a las 19:29:20:
En cuanto a los testimonios que aparecen en el video, me ha parecido terrible imaginar a los residentes confinados en sus habitaciones y diciendo que se quedaran allí hasta que se lo digan, vulnerables y con ganas de seguir viviendo. No hay que olvidar que el tiempo es muy valioso en estas personas ya que por su edad, en teoría, están más cerca del final de su vida. Así me lo decía una persona mayor de mi entorno, " Esta situación de aislamiento no es igual para nosotros que para los jóvenes. Los jóvenes os quedan muchos años por delante, pero a nosotros cada vez nos queda menos y cada minuto cuenta".
Mari Carmen el 19/11/2020 a las 19:25:24:
Me ha parecido muy acertada su exposición acerca de la situación que se está viviendo en las residencias. No se debe medir la calidad de la atención por el número de contagios, habría que centrarse más en políticas que facilitaran y ayudaran a abordar la situación y contribuyesen al cuidado sobretodo de los usuarios más frágiles como los afectados por demencia.
Manuel Guerrero García el 19/11/2020 a las 19:21:54:
La situación de las residencias es dramática, poco personal, bajos sueldos, alta carga de trabajo... esto hace que pocos enfermeros quieran trabajar en estos lugares ya que las condiciones no son atractivas. En el contexto actual, conozco residencias que se han quedado sin enfermeros por estar en aislamiento o directamente han dejado el trabajo. Esto que supone, que nuestros mayores no están siendo correctamente atendidos (en algunos casos). Esta situación solo la pueden solucionar las personas que nos gobiernan, con leyes que endurezcan los requisitos que debe cumplir una residencia, los ratios enfermera-paciente, y establecer medidas para financiar las plazas a cargo de los presupuestos generales en su totalidad o de forma parcial y a aumentar el número de plazas públicas.
Maria Carmen Martinez el 19/11/2020 a las 19:16:16:
Hace un año perdi a mi madre por culpa del Alzheimer, no pueden imaginarme el no poder estar con ella a causa de estar pandemia, aun con sus miradas vacias, en algunos momentos nos regalaba una sonrisa. Donde habrian ido estas con esta situacion.
Y los familiares como pueden gestionar el no poder estar con sus familiares much as veces en sus momentos finales.
Esta is obligados a gestionar esta situacion, humanizandola
Arturo Ayllón Jiménez el 19/11/2020 a las 17:33:37:
Me ha parecido muy interesante la manera de transmitir la situación de pandemia actual desde la visión de un profesional sanitario dentro de una residencia de mayores. El impacto que ha supuesto esta pandemia, tanto a nivel mental como físico ha demostrado la importancia de los sanitarios, la carencia de estos y como repercute en los mayores. Creo que es necesario luchar por un aumento de profesionales en los centros sociosanitarios, ya que hemos visto que sin profesionales de la salud, la calidad de vida empeora y mucho.
Adoracion" Dori" el 19/11/2020 a las 14:06:57:
Muchas gracias por tu comentario Rut, en toda mi carrera profesional he podido trabajar en el hospital y en atención primaria. Aquí fue donde descubrí mi pasión por las personas mayores. En el video he intentado explicar la problemática que nos lleva en estas jornadas respecto a la covid-19 en las residencias. Pero es muy difícil a través de un video explicar las emociones y sentimientos. Desde el primer día que trabajé en una residencia supe que jamás podría trabajar en otro lugar como enfermera. Desde que entras en tu turno, lo único que recibes son halagos, sonrisas, palabras de agradecimiento y cariño. He permanecido noches enteras acariciando a personas que se estaban muriendo. Y como en todos los lugares, también hay usuarios más difíciles, pero en pocas semanas les cogemos su punto débil y enseguida se adaptan a nosotras y nosotras a ellos. Al final, todo funciona como una familia enorme y el cariño que les tienes es reciproco al que ellos y ellas te demuestran cada día. Por todo esto las personas que estamos trabajando en las residencias, además del estrés y el cansancio, arrastramos una pena y tristeza que nos está destrozando el ánimo.
Antonio el 19/11/2020 a las 13:49:55:
El tema tratado es muy interesante, entendido al maximo sobretodo para los alumnos como yo que hicieron practicas de fisioterapia en residencias de ancianos.
es super importante que el anciano no se sienta solo, que pueda ver sus familiares mas cercano para que tenga un estimulo de tipo emocional increible, y saber que en esta etapa que estamos pasando ellos no tienes es oportunidad es brutal, espero que todo esto se pase rapido y que se haga algo para solucionar este problema.
Rut Alonso el 19/11/2020 a las 13:22:36:
Me ha parecido muy interesante la forma en la que ha explicado la situación de las residencias antes y durante la pandemia, dándonos a conocer situaciones reales que reflejan los momentos tan duros que se han vivido en las residencias
María Jesús el 19/11/2020 a las 12:47:04:
Me parece un tema muy importante. Me suelo preguntar si la sociedad está perdiendo valores, como es el cuidado y respeto por nuestros mayores. Gracias
Vincenzo el 19/11/2020 a las 12:43:08:
Tema muy interesante y que nos afecta a todos, he realizado mis practicas de fisioterapia en una residencia de ancianos, y saber que ahora no pueden ver a sus familiares por cuestion de segridad de confinamiento es brutal, alguno de ellos esperaban todo el dia para ver 5 minutos a sus hijos o familiares, 5 minutos de tranquilidad y relajacion mental donde los anciano tenian completamente otra actitud mental, tambien eso es terapia, espero que ahora la situacion para ellos sea buena realizando tambien actividades socio culturales dentro de las residencias y mucha mobilidad. Es lo unico que se puede hacer para salvar su vidas: distancia y movilidad.
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 12:38:41:
En lo referente a la temática de los cuidados en la pandemia, puedo añadir que María la persona mayor que fue aislada a causa de la Covid-19.
María se sintió abandonada. Ella estaba en una residencia, y fue abandonada por obligación ya que los familiares tienen una vida dinámica y estaban muy expuestos al virus, por ello debían de aislar a María ya que es una persona vulnerable. Por otro lado podemos ver que los protocolos de actuación han ido avanzando a medida que se han ido teniendo más conocimientos, de las posibles actuaciones.
Si comparamos esta pandemia con la de la peste, podemos ver que ambas han sido pandemias muy similares. Ya que ambas tienen origen en China y han brotado desde allí. Ambas afectan como neumonías, podemos recordar en la peste neumónica como el virus invadía los pulmones. En ambas fueron avanzando y tuvieron diferentes olas. Una gran ventaja que hoy vemos, es el gran avance de la ciencia de salud que ha permitido que muchas personas no han fallecido y han podido recuperarse.
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 12:00:22:
Haciendo referencia al tema de la violencia de género, ocurre muy a menudo en nuestra sociedad. Muchos jóvenes hombres y mujeres, podemos ver que viven miedo. Si analizamos una niña que está viendo desde pequeña el maltrato en su casa de su padre hacia su madre. Se podrá ver que debido a las amenazas continuas realizadas hacia tu madre, sentir que el ambiente en tu casa es peligroso, hostil e inseguro, sentir la falta de control sobre la finalización de esta violencia y estar expuesto/a a modelos de crianza negativos donde se desprestigia, se controla e incluso se agrede a una de las personas de las que dependes emocionalmente, tu madre, puede tener una influencia muy negativa sobre el desarrollo físico, emocional, cognitivo de niños, niñas y adolescentes en el momento presente y en su futuro.Esto le afectará a su futuro, y por ello es muy importante tratar a estas personas lo antes posible.
Beatriz el 19/11/2020 a las 11:59:09:
Buenos días:
Un tema muy susceptible de tratar puesto que siempre son los más vulnerables quienes sufren las consecuencias y no solamente los pacientes geriátricos, cualquier paciente con poca salud va a padecer mucho más que el resto. Por suerte, la enfermería de España es de las mejores formadas y podemos estar orgullosas del trabajo que realizamos, de la vocación, palabra que llena de orgullo a los políticos para justificar las horas de más que trabajamos y el agotamiento físico que ello conlleva. Saludos.
Adoración Muñoz Tapia el 19/11/2020 a las 11:31:03:
Rocio, sabemos que los mayores por sus problemas de inmovilidad, tanto dentro como fuera de la residencia, pasan casi todo el día viendo la televisión y existe, como tu bien planteas todo un campo de trabajo con el que podríamos hacer muchas cosas. También en las Universidades se debería de trabajar el tema de los mayores con otro enfoque, no solo explicando que tenemos una población envejecida, en las universidades podría haber muchas clases practicas que tuvieran como objetivo los mayores. En los colegios este tema ni te toca, y desde aquí donde deberíamos comenzar.
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 11:18:54:
Con respecto a la temática de la formación de los profesionales, considero que es importante que se trate el tema de la investigación. Que se tenga en cuenta, la necesidad de avanzar en conocimientos, avanzar a medida que avanzan las sociedades. Es importante descubrir y atender a nuevas necesidades que la sociedad nos trata y nos plantea.

La investigación en salud es un proceso sistemático porque a partir de una pregunta de investigación se recogen datos y se analizan e interpretan para modificar o añadir nuevos conocimientos a los ya existentes, de un modo organizado. Y organizado significa que todos los miembros del equipo investigador conocen lo que deben hacer en el estudio, aplican las mismas definiciones y criterios y actúan de forma idéntica ante determinados sucesos.Por ello es fundamental establecer una buena organización.

Las investigaciones en salud se pueden llevar a cabo en hospitales, universidades, institutos de investigación o áreas de gobierno y pueden contar con diferentes temáticas y fuentes de financiamiento como fundaciones, instituciones médicas, compañías farmacéuticas y agencias federales. Usan múltiples metodologías y se aplican en áreas muy diversas como la biología, la epidemiología, la clínica, etc. Gracias
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 11:13:10:
Una temática también tratada ha sido las campañas mediante facebook e instagram. Creo que es muy importante concienciar a los más jóvenes y quienes más usamos estas redes, para lanzar las prevenciones y posibles riesgos que las sociedades nos datan. Es fundamental que esto se trabaje cuanto antes, ya que cada vez son mayores las interacciones con las redes. Aquí se podrían dar campañias,formaciones y anuncios visuales immportantes.
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 11:07:54:
He de añadir, que la educación para la salud debe abordarse desde múltiples escenarios, como la infancia y la adolescencia en ámbitos como las escuelas la edad adulta, en colaboración con Atención Primaria y abriendo las consultas a una población más joven para que se sepa qué se hace desde la enfermería en cuanto a promoción de la salud; en el embarazo, parto y crianza, informando sobre los autocuidados y enseñando habilidades para los cuidados de los hijos; así como en cuidadores no profesionales que atienden a personas mayores y/o dependientes en sus domicilios…, entre otros muchos ámbitos de actuación.
Adoración Muñoz Tapia el 19/11/2020 a las 10:41:17:
En primer lugar me gustaría dar las gracias por todos los comentarios que habéis reflexionado los diferentes compañeros. El trabajo en una residencia de mayores ha sido siempre el gran olvidado dentro del campo de la enfermería. Pero al igual que otros servicios especiales, tipo urgencias, o la propia Unidad de Cuidados Intensivos, una vez que trabajas en este lugar te atrapa para toda la vida. Tus pacientes, no son pacientes, jamás se marchan de la residencia hasta que fallecen. Una de las primeras usuarias que murieron en la residencia por el covid-19 llevaba con nosotras 19 años. Todo esto lleva una implicaciones emocionales, que a estas alturas estamos muy afectadas y desbordadas. En ningún momento quiero que se malinterprete mis palabras. Quiero expresar que las personas que fallecen, no son ni para las enfermeras ni auxiliares pacientes que apenas conozcamos. Y por otro lado, que todo la problemática que ahora está saliendo a la luz, nosotras llevamos muchos años reivindicándola. La falta de personal hace que las trabajadoras hagan turnos extenuantes y eso ya se ha entendido como normal. Porque todas las residencias son privadas, aunque tengan unas pocas plazas concertadas. En concreto esta semana se le ha pedido a la Junta de Andalucía un listado de sus residencias en la Comunidad y no ha podido entregarlo porque ni siquiera lo tenía. Apenas tenía fiscalizadas las más grandes que mantienen alguna relación con los centros de salud, pero existen cientos más de los que nadie tiene ni idea. Esto yo lo he comprobado personalmente. A esto sumémosle que hace más de cinco o seis meses que la familia no entra en la mayoría de las residencias. Nuestros mayores están sufriendo un deterioro tan grave, que los pocos que no se han infectado están completamente deprimidos y físicamente muy deteriorados. Al final, como siempre, necesitamos más recursos y necesitamos acondicionar las residencias para que las familias puedan, con protocolos estrictos de aislamiento, como lo están haciendo en otros lugares, puedan ver a sus mayores. Necesitamos más personal, más medios para que los mayores puedan ver a sus familias no solo a través del móvil de las trabajadoras. NI nunca hemos sido especiales, ni enfermeras diferentes a cualquier otra compañera, pero nuestros vínculos afectivos con los usuarios son muy especiales porque los consideramos parte de nuestra familia y estamos sufriendo mucho con esta situación que se alarga en el tiempo y que nadie nos apoya en nuestras reivindicaciones. Muchas gracias a todos y todas por vuestras aportaciones.
Adolfo Silla Aliaga el 19/11/2020 a las 10:07:32:
Es evidente que la actual situación sanitaria ha dejado en evidencia las carencias que desde años se han estado llevando a cabo en los centro de mayores. El hecho de que exista tal precariedad, que no se les otorgue a nuestros mayores esa esencia del cuidado en los años finales de sus vidas, roza la ilegalidad. en un momento que están más solos que nunca y esto no debe de suceder. Simplemente porque no se lo merecen.
No poder darles ese cuidado como profesionales, es evidente, sucede lo que se ha estado comentando desde marzo en los telediarios. Dejándonos a nosotros inclusos como culpables, cuando ni siquiera esa conclusión roza la realidad.
Excelente articulo en los tiempos en los que estamos, deja una gran reflexión para mejorar esta organización y garantizar y preservar el cuidado de nuestros mayores.
Yerma el 19/11/2020 a las 09:46:04:
Respecto a este tema, creo que la atención asistencial en centro de mayores se ha puesto en el escaparate y se le está prestando un poquito de más atención.
Los sanitarios estamos continuamente escuchando y comentando que la asistencia en según que sitios deja mucho que desear, pero no el personal en sí sino por su falta.
La pandemia mundial que estamos sufriendo en nuestro país por Covid ha puesto de manifiesto de manera contundente que se necesita más personal preparado para dar un cuidado de calidad, en todos los niveles.
andrea perez dinamarca el 19/11/2020 a las 09:21:26:
¿Pude ser que, en las residencias, la necesidad de aisla-miento y la falta de personal están haciendo que de nuevo se usen las sujeciones? Sí, podría ser su justificación, la falta de personales una realidad,pero hay una falta de implicación, participación voluntaria o impuesta x parte d las familias, gran recurso perdido
¿Podrían los medios de comunicación utilizarse para fines beneficiosos para los mayores, en lugar de transmitir solo una información negativa y sesgada? por supuesto, no sólo los noticiarios,o canales tipo redes sociales,soportes tipo series de gran repecusión, mensajes de gente popular...
¿Qué se está priorizando con los mayores institucionalizados: su salud mental o su supervivencia? la supervivencia,pero creo que es a nivel de toda la sociedad, se ve en el aumento de venta de productos para dormir, el aumento de bajas por estrés, ansiedad...
¿Nos lleva esto a un problema ético? Si se plantea esta pregunta,ya surge elproblema ético, cuando se toca la autonomía del individuo,familia,...ya es un dilema ético
¿Se está contando con las familias para las decisiones importantes? No, insisto, en estos momentos no se cuenta con la sociedad, de la familia o del propio individuo
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 06:05:24:
Desde el inicio de la crisis sanitara salpicó con fuerza el sistema geriátrico del país, cosa que debemos evitar en estos momentos. Es por ello por lo que debemos aprovechar aquellas lecciones aprendidas a principio de la pandemia para tomar decisiones correctas y trabajar de la mejor manera posible.

Pienso que debemos aprovechar y ver el pequeño porcentaje favorable, de todo lo vivido a lo largo de la pandemia y debe transformarse en una oportunidad para mejorar nuestro mundo, desde la necesidades que tenemos los humanos y la necesidad del encuentro y la colaboración entre diferentes generaciones. Ahora es el momento de valorar la diversidad y la ayuda de las personas mayores a la sociedad y tomar en consideración aspectos como la experiencia y la capacidad de adaptación que vamos adquiriendo en este proceso que se inicia el día que nacemos, como es el paso del tiempo, como es el envejecimiento, como la oportunidad de vivir. Gracias.

Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 05:57:18:
Por otro lado, quiero comentar acerca de las emociones que sentimos y los pensamientos psíquicos que los humanos podemos sentir frente a la Covid-19.
Muchas veces, nos planteamos cómo afrontar emocionalmente el presente y el futuro durante el confinamiento es algo que nos preocupa y nos ocupa tiempo.
Ahora, más que nunca, toca escuchar a nuestras emociones, no reprimirnos ni bloquearnos de manera antinatural y desadaptativa. Ahora son ellas las que nos pueden infectar si no las gestionamos de manera adecuada o si las alimentamos tóxicamente.Ahora no es el momento de preocuparte tanto por lo que no puedes hacer, por lo que vendrá en un futuro. Ahora es el momento de focalizar toda la atención y energía en ocuparnos por lo que sí se puede hacer. Ahora toca disciplina, responsabilidad y confianza. Ahora toca comprensión, solidaridad y flexibilidad.
Ya que la salud no es solo la ausencia de enfermedad física, pienso que es mucho más que eso, es la gestión adecuada de lo que pensamos, de lo que sentimos y de lo que hacemos. Todo esto es normal, no podemos evitar sentir lo que sentimos. Pero podemos elegir lo que hacemos con lo que sentimos; es decir, podemos manejar nuestras emociones, pensamientos y conductas. Gracias.

Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 05:46:08:
Quiero reflexionar acerca de la teleconsulta en tiempos de Covid. Podemos ver, que la atención sanitaria a distancia no es nueva. No era algo muy extendido en España, pero la pandemia del coronavirus ha traído cambios, también, en la forma cómo vamos al médico. Durante mucho tiempo los servicios sanitarios piden y cuentan con una primera consulta telefónica para evitar a los pacientes ir a urgencias innecesariamente. Pero en pocas ocasiones los enfermos hemos dado uso de ello. Ya que es cierto que el trato de persona a persona, es mucho más llamativo y empático. Pero debemos de ser conscientes, de la cantidad de trabajo que tienen los profesionales, y en muchas ocasiones el acudir al médico, sobretodo ir a urgencias, sin tener un motivo realmente justificado, estaremos retrasando el trabajo de los sanitarios. Además estaremos haciendo que personas que realmente lo necesitan tengan que esperar, ante personas que no tienen tanta necesidad.
La conjunción de dos factores han acelerado de una manera muy notable la atención primaria: Los problemas de colapso de los centros por la pandemia del coronavirus. El miedo de los pacientes al contagio que les ha hecho reacios a acudir sin una urgencia clara.
Tanto médicos, enfermeros y psicólogos como pacientes están adaptándose a las nuevas posibilidades y descubriendo que son más prácticas de los que se pensaba. Por ello pienso que debemos de ser conscientes de la necesidad que realmente tenemos de acudir de forma presencial y física a los centros sanitarias. Gracias
Rocío Barranco Gámez el 19/11/2020 a las 05:37:13:
Estoy de acuerdo con la compañera, considero que es muy acertado este contenido, ya que podemos ver como miles de personas mayores están falleciendo en centros de mayores y en hospitales. Y están al frente todas las personas cuidadoras y además todos los sanitarios. Conozco el caso de María, una mujer de 92 años, con Alzheimer y aunque ellos pensaban que nunca se daba cuenta María de la compañía de María, pudieron comprobar este pasado abril que cuando la cuidadora y auxiliar de enfermería le ponía la tablet a María para que viese a su familia, a la mujer se le cambiaba la cara. Nunca antes la vieron tan contenta. Los profesionales afirmaron que María les echaba mucho de menos y se daba cuenta de todo, aunque las personas de alrededor, muchas veces, con la falta de tiempo de nuestros días no se dieran cuenta. Por ello considero que los profesionales de estas residencias, tienen tanto valor... tan buen corazón. Muchas de ellas incluso han tenido que renunciar a sus familias, para atender a las personas mayores y dar de sí mismos lo mejor a todo momento. Gracias.
María del Mar Salmerón Sánchez el 18/11/2020 a las 21:00:16:
Me parece muy importante el tema de los medios de comunicación, sobre todo el televisivo ya que gran parte de los mayores dedican bastante tiempo a este, sin embargo, lo que reciben son solo malas noticias, situando a las personas mayores con un riesgo alto frente a este virus y ningún dato importante sobre que medidas pueden llevar a cabo.
MARTA ZAPATA MARTÍNEZ el 18/11/2020 a las 20:48:59:
Me parece muy acertado este artículo en estos momentos. Quisiera hacer una reflexión sobre esto y valorar como en este momento hay profesionales de la salud que tienen a sus familiares en residencias y por contra se dedican a cuidar para que siga funcionando el sistema sanitario ante la falta de personal. Gracias

Hay un total de 84 comentarios


INTRODUCIR NUEVO COMENTARIO

Para enviar un comentario, rellene los campos situados debajo. Recuerde que es obligatorio indicar un nombre y un email para enviar su comentario (el email no sera visible en el comentario).

Nombre:
e-mail:
Comentario: